El Impuesto de Sociedades es una parte fundamental de la fiscalidad empresarial en España. Este impuesto tiene como objetivo contribuir a los gastos públicos de acuerdo con la capacidad económica de las empresas. Está regulado por la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades, considerada una norma fundamental en la imposición directa junto con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En esta guía completa, explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este impuesto, desde su definición hasta los plazos de presentación, la tributación mínima, cómo presentarlo y cuándo pagarlo. Si eres una empresa que opera en España, esta información es esencial para cumplir con tus obligaciones fiscales y evitar sanciones.

¿Qué es el impuesto de sociedades?

El Impuesto de Sociedades es un tributo que grava la renta de las empresas y entidades jurídicas en España, estableciendo una proporcionalidad entre los beneficios obtenidos y la contribución fiscal de las empresas. Su finalidad es garantizar la equidad en el sistema tributario y garantizar que todas las entidades realicen su aportación correspondiente.

Todas las empresas, independientemente de su tamaño o forma legal, están obligadas a presentar este impuesto. Es importante entender cómo afecta a tu negocio y cómo calcularlo.

\

Leyes y regulaciones aplicables al impuesto de sociedades en España

La Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, es la normativa principal que regula este impuesto en España. Además de esta ley, existen otras disposiciones y reglamentos complementarios que establecen los procedimientos y requisitos específicos para el cumplimiento de las obligaciones fiscales relacionadas con el impuesto de sociedades.

Plazo de presentación del impuesto de sociedades y pago del mismo

\

Plazo de Presentación del Impuesto de Sociedades

El plazo de presentación del Impuesto de Sociedades en España varía según el tipo de empresa. En general, el plazo suele ser hasta el 25 de julio del año siguiente al ejercicio fiscal. Sin embargo, las fechas pueden cambiar y es fundamental estar al tanto de las actualizaciones y las consecuencias de no presentar a tiempo.

Para agilizar los trámites administrativos, el Ministerio ofrece una plataforma llamada Sociedades WEB, que permite tramitar y presentar la declaración de forma electrónica. Para ello se deben utilizar los modelos específicos, como el 200, 202, 217, 220, 221, 222 y 237, para garantizar la correcta presentación y cumplimiento de las obligaciones tributarias.

Además, se brinda la opción de modificar declaraciones anteriores, lo que permite corregir posibles errores o actualizar información relevante.

\

Cuándo se Paga el Impuesto de Sociedades en España

El Impuesto de Sociedades es una obligación fiscal importante para las empresas en España, y una de las preguntas más comunes que surge es cuándo se debe pagar este impuesto.

En primer lugar, es esencial comprender que la presentación y el pago del Impuesto de Sociedades están relacionados, pero siguen plazos diferentes.

El plazo para presentar la declaración del Impuesto de Sociedades, como comentábamos en el punto anterior, es hasta el 25 de julio del año siguiente al ejercicio fiscal. Por ejemplo, si el ejercicio fiscal de una empresa termina el 31 de diciembre, la declaración correspondiente se presenta antes del 25 de julio del año siguiente. Durante este proceso, la empresa informa de sus ingresos, gastos y otros datos fiscales relevantes.

El pago del Impuesto de Sociedades se realiza después de presentar la declaración y, generalmente, debe efectuarse en el plazo de los primeros 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores al cierre del ejercicio fiscal. Siguiendo el ejemplo anterior, si el ejercicio termina el 31 de diciembre, el pago debe realizarse antes del 25 de julio del año siguiente. Sin embargo, es importante recordar que este plazo puede variar y es necesario consultar la legislación vigente para confirmar la fecha exacta.

Pago fraccionado del impuesto de sociedades

Además del pago del impuesto al final del ejercicio fiscal, las empresas también deben hacer pagos fraccionados a lo largo del año. Si durante el ejercicio has dado beneficio en el Impuesto de Sociedades, pagarás a cuenta en tres plazos, julio, octubre y abril del año siguiente. Estos pagos a cuenta se restarán en el pago del impuesto de sociedades al final del ejercicio. Los cálculos se basan en estimaciones de los ingresos y gastos anuales.

Cómo presentar el impuesto de sociedades

Presentar el Impuesto de Sociedades en España es un proceso que implica varios pasos. Desde la recopilación de documentación hasta la presentación en línea o en persona.

    1. Reúne tus documentos: Antes de presentar el impuesto, asegúrate de tener todos los documentos necesarios, como estados financieros y registros de transacciones.
    2. Accede al formulario: Ve al sitio web de la Agencia Tributaria o utiliza el software adecuado para acceder al formulario de Impuesto de Sociedades.
    3. Completa el formulario: Rellena el formulario con la información solicitada, como los ingresos, gastos y deducciones de tu empresa. Asegúrate de hacerlo con precisión.
    4. Calcula el impuesto: El formulario calculará automáticamente la cantidad de impuesto que debes pagar según la información que proporcionaste.
    5. Verifica y corrige: Revisa cuidadosamente toda la información antes de enviarla para asegurarte de que esté correcta. Si encuentras errores, corrígelos.
    6. Paga el impuesto: Si debes pagar impuestos adicionales, asegúrate de hacerlo dentro del plazo establecido.
    7. Guarda registros: Mantén copias de todos los documentos y registros relacionados con la declaración de impuestos en caso de que sean necesarios en el futuro.

Es importante presentar el Impuesto de Sociedades a tiempo y de manera precisa para evitar multas y problemas fiscales. Si tienes dificultades o dudas, considera buscar la ayuda de un profesional de impuestos o asesoría fiscal.

Modelos de declaraciones y su uso correspondiente

Existen diferentes modelos de declaraciones que deben ser utilizados de acuerdo a las características de cada entidad. Modelo 200: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen general.

    • Modelo 202: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen de consolidación fiscal.
    • Modelo 217: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen de atribución de rentas.
    • Modelo 220: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen de entidades parcialmente exentas.
    • Modelo 221: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen de cooperativas y sociedades laborales.
    • Modelo 222: Declaración del impuesto de sociedades para entidades en régimen de entidades sin ánimo de lucro.
    • Modelo 237: Declaración informativa sobre operaciones vinculadas y de entidades en régimen de transparencia fiscal internacional.
Nieto y San Román: El impuesto de sociedades en España.

Deducciones y beneficios fiscales en el impuesto de sociedades

En el Impuesto de Sociedades en España, existen diversas deducciones y beneficios fiscales que las empresas pueden aprovechar para reducir su carga tributaria. Estos beneficios pueden variar según la legislación fiscal vigente y la naturaleza de la actividad de la empresa. Algunas de las deducciones y beneficios fiscales más comunes incluyen:

^

1. Deducción por I+D+i:

Las empresas que realicen actividades de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) pueden beneficiarse de una deducción fiscal que les permite reducir el importe de su impuesto. Esta deducción puede ser especialmente beneficiosa para empresas tecnológicas y de investigación.

^

2. Deducción por inversiones en activos fijos:

Las empresas que realicen inversiones en activos fijos, como maquinaria o equipos, pueden aplicar deducciones fiscales en función de la comunidad autónoma en la que operen. Estas deducciones están diseñadas para fomentar la inversión y el crecimiento empresarial.

^

3. Deducción por reinversión de beneficios:

Las empresas que reinviertan sus beneficios en determinados activos, como nuevas instalaciones o ampliaciones de negocio, pueden aplicar una deducción fiscal que les permite aplazar el pago del impuesto sobre las ganancias reinvertidas.

^

4. Deducción por creación de empleo:

Algunas comunidades autónomas ofrecen deducciones fiscales a las empresas que creen nuevos puestos de trabajo. Estas deducciones pueden variar según la región y el tipo de empleo generado.

^

5. Deducción por inversiones en producciones cinematográficas y series audiovisuales:

Las empresas que invierten en la producción de películas y series audiovisuales pueden beneficiarse de deducciones fiscales específicas destinadas a fomentar la industria del cine y la televisión en España.

^

6. Beneficios fiscales regionales:

En algunas regiones de España, se ofrecen beneficios fiscales adicionales a las empresas como parte de políticas de desarrollo económico regional. Estos beneficios pueden incluir reducciones en la tarifa impositiva o deducciones adicionales.

^

7. Deducción por donativos y mecenazgo:

Las empresas que realicen donativos a organizaciones benéficas o culturales pueden aplicar deducciones fiscales en función de la cantidad donada y las condiciones establecidas por la ley.

^

8. Deducciones por inversión en energías renovables:

Las empresas que invierten en proyectos de energías renovables pueden beneficiarse de deducciones fiscales específicas para promover la inversión en fuentes de energía sostenible.

Es importante destacar que las deducciones y beneficios fiscales pueden variar según la legislación vigente y la ubicación geográfica de la empresa. Por lo tanto, es fundamental que las empresas consulten con asesores fiscales o expertos en derecho tributario para aprovechar al máximo estas oportunidades y cumplir con las regulaciones fiscales adecuadas.

Preguntas frecuentes relacionadas con el impuesto de sociedades

¿Quién tiene que presentar el impuesto de sociedades en España?

El Impuesto de Sociedades en España debe ser presentado por todas las empresas y entidades jurídicas que tengan personalidad fiscal propia y estén sujetas a la ley fiscal española. ¿Tengo que presentar el impuesto de sociedades si mi empresa ha dado pérdidas? (h3) Sí, incluso si una empresa no ha generado beneficios o ha tenido pérdidas en un ejercicio fiscal, debe presentar la declaración correspondiente al Impuesto de Sociedades. Sin embargo, el cálculo del impuesto se realizará en base a sus ingresos y gastos, y es posible que no tenga que pagar impuestos en caso de pérdida. Pero si está obligada a presentar el Impuesto de Sociedades en los plazos establecidos por la legislación fiscal española.

¿Tengo que presentar el impuesto de sociedades si mi empresa ha dado pérdidas?

Sí, incluso si una empresa no ha generado beneficios o ha tenido pérdidas en un ejercicio fiscal, debe presentar la declaración correspondiente al Impuesto de Sociedades. Sin embargo, el cálculo del impuesto se realizará en base a sus ingresos y gastos, y es posible que no tenga que pagar impuestos en caso de pérdida. Pero si está obligada a presentar el Impuesto de Sociedades en los plazos establecidos por la legislación fiscal española.

¿Cuándo se presenta el impuesto de sociedades?

El plazo de presentación del Impuesto de Sociedades en España varía según el tipo de empresa, aunque en general el impuesto de sociedades se puede presentar hasta el 25 de julio del año siguiente al ejercicio fiscal.

¿Cuándo se paga el impuesto de sociedades?

El pago del Impuesto de Sociedades se realiza después de presentar la declaración y, generalmente, debe efectuarse en el plazo de los primeros 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores al cierre del ejercicio fiscal.

¿Qué son las retenciones e ingresos a cuenta en el impuesto de sociedades?

Las entidades tienen la obligación de realizar retenciones e ingresos a cuenta. Estas obligaciones consisten en realizar pagos fraccionados en plazos establecidos, con el objetivo de ir adelantando el importe del impuesto a lo largo del ejercicio fiscal, de esta manera si durante el ejercicio has dado beneficio en el Impuesto de Sociedades, pagarás a cuenta en tres plazos, julio, octubre y abril del año siguiente.

¿Qué es la tributación mínima en el Impuesto de Sociedades?

La tributación mínima en el Impuesto de Sociedades es un mecanismo que asegura que las empresas paguen al menos una cantidad mínima de impuestos, independientemente de las deducciones y beneficios fiscales que puedan tener. En otras palabras, incluso si una empresa tiene muchas deducciones y gastos que reducen su beneficio contable, la tributación mínima garantiza que aún así contribuyan al fisco.

La tributación mínima se calcula sobre la base imponible del impuesto, que es el beneficio contable ajustado por ciertas partidas fiscales. Si después de aplicar todas las deducciones y beneficios fiscales, el impuesto calculado es inferior a la tributación mínima establecida por la ley, la empresa debe pagar la cantidad mínima como impuesto.

Este mecanismo se implementa para evitar que las empresas reduzcan sus impuestos de manera excesiva mediante la aplicación de numerosas deducciones y beneficios fiscales. Ayuda a garantizar que las empresas contribuyan de manera justa al financiamiento de los servicios públicos y programas gubernamentales.

La tributación mínima puede variar según la legislación fiscal de cada país y las circunstancias específicas de la empresa.

¿Aún te quedan dudas sobre el Impuesto de Sociedades o necesitas ayuda para calcularlo o presentarlo? Recuerda que contar con un asesoramiento fiscal profesional te garantiza la tranquilidad financiera de tu negocio, en Nieto y San Román podemos ayudarte.

Ir al contenido